Baño de Xangô para superar dificultades y pedir soluciones

En el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la humanidad, se ha convertido en una de las más antiguas del mundo. justicia. Sinónimo de fuerza y ​​obstinación, Xangô es el patrono de los intelectuales y tenedor de las leyes de la escritura, siendo aún un gran defensor de los injustificados.



Los colores que más se utilizan para representar esta divinidad son el Rojo y el Blanco, Rojo y Marrón, Marrón y Negro, Marrón y Blanco o sólo Marrón o Rojo; es también considerado como una representación equivalente a divinidades como Yahveh, Zeus, Odín y Tupã.



¡Aleja las malas energías de tu vida!


¡Atrae buenos fluidos! Libérese de las malas energías y vibraciones negativas que puedan estar perturbando a usted. No tenemos la solución de los problemas, pero podemos ayudar en el descubrimiento para el camino mejor.



Baño de Xangô para superar las dificultades



Envolver en representaciones tan fuertes y poderosas en el medio astral, es natural que en momentos de gran dificultad, muchos recurran a la figura imponente de Xangô. Pensando en eso, trajimos el baño de Xangô para traer la fuerza necesaria a superar las dificultades de la vida. En el baño se necesitarán 32 quiabos, un poco de agua corriente perteneciente a una cascada o río, una vasija hecha de piedra ágata, un poco de azúcar (que puede ser cristal o moreno) y un vaso de vino y en el caso de que se produzca un cambio en la calidad de los alimentos, se debe tener en cuenta que, para que este sea plenamente aprovechado, debe realizarse al borde de una cascada o río, y entre las 10h y 15h. Si es posible, antes de iniciar el baño es conveniente encender a la orilla del río o cascada, una vela de color Marrón para Xangô y otra Amarilla para Oxum.



Hecha esta salva, para iniciar el baño primero deben ser retiradas las puntas de los 32 quios, los cuales ya deben estar seleccionados y bien lavados. Después, los quiabos serán cortados en rodajas bien finas. Con los quiabos picados, todas las rodillas deben colocadas en la vasija de ágata, junto con el agua, el vino y el azúcar. La mezcla es entonces golpeada con sus propias manos hasta que espume, transformándose en lo que se llama de Ajebó.



Mientras golpea el quiabo con las manos, converse con el Orixá. Este es el momento en que el pedido comienza a ser hecho, por lo tanto debe haber mucha fe en cada palabra dicha por quien está manejando el baño. Habiendo batido el quiabo, él deberá entonces ser pasado sobre el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies, siempre con mucha fe y repitiendo sus pedidos a Xangô. El quiabo debe permanecer en el cuerpo por 7 minutos y luego ser muy bien enjuagado en la cascada, hasta que no quede ningún residuo. La vasija de piedra ágata debe lavarse sólo con agua y guardada.



¡Descubra su orientación espiritual! ¡Encuentre!



Con tecnología de Blogger.