Oración poderosa a la milagrosa esclava Anastácia

La personalidad religiosa de esta oración poderosa era descrita a través del imaginario popular como una mujer de hermosa y rara belleza, y que por sus atributos llamaba la atención de todo y cualquier hombre y despertaba la envidia de otras mujeres. [...] Casta y devota a la realización del bien, Anastácia actuaba como curandera, donde auxiliaba a blancos y demás esclavos que se encontraban enfermos; con sus manos, tenía el poder de realizar verdaderos milagros. Una vez, por negarse a acostarse con el tenedor de su hacienda ante una decisión propia en mantenerse virgen, fue violada y atrapada intensamente y de ahí en adelante, fue sentenciada a usar una máscara de hierro (conocida también como la Que no es la sentencia suficiente castigo para Anastasia, ella todavía continuó siendo sometida a palizas, lo que a la larga, ha tenido un corto tiempo de vida; tiempo marcado por una serie de martirios. En la ciudad de Río de Janeiro, tuvo sus restos mortales dispuestos en la Iglesia del Rosario, los cuales desaparecieron tras un incendio, fortaleciendo su mito religioso. Ante esta historia de vida marcada por la injusticia a quien sólo hacía el bien, Anastasia pasó a ser reverenciada y cultuada informalmente por la realización de supuestos milagros, atribuyéndole la oración poderosa en su nombre.



Oración poderosa de Santa Faustina por un corazón misericordioso



Oración poderosa a la Santa Anastácia, la Esclava



Con santuarios de devoción a su imagen y milagros en vida, la oración poderosa a la esclava Anastasia atribuye a su existencia el valor de heroísmo y santidad. En la actualidad, con cerca de 28 millones de devotos, entidades vinculadas no sólo a los líderes negros, femeninos o masculinos, sino también a las comunidades religiosas afrobrasileñas, particularmente relacionadas al catolicismo, están unidas en el propósito de solicitar al Papa la beatificación de la esclava Anastasia.



Conocido su poder en promover milagros y su triste historia de vida, la oración poderosa que enseñar a continuación es aconsejada para momentos desesperados, donde buscamos la salida para tales situaciones. Para ello, encienda una vela y haga la siguiente oración:



Anastácia, que sufrió la maldad de los señores de ingenio y fue una de las Mártires del cautiverio, sea nuestra benefactora en los momentos de aflicción y de angustia, en que nuestros los corazones sufren las amarguras de la mala suerte y de los rudos golpes de nuestro destino. Usted, que es venerada por una legión de devotos por los tantos milagros que realizó, me ayuda en este instante de desesperación, aflicción y apretón, sacándome de esta difícil situación por la que paso.



¡Recuerde su última existencia terrena y sabrá sentir y reconocer mis desventuras! Usted ahora en la Aruanda Celeste, todavía está muy cerca de nosotros y, ante su condición de Ángel-Mártir tiene más facilidad de prestarme el socorro que tanto necesito (diga ahora su petición) y aliviar esa carga de sufrimiento y apartarse, de esos grilletes. Me libera de la libertad de pensar y de actuar, para salir de esta difícil posición en la que me encuentro. Ángel-Mártir de luz y brillo, ayúdame a alejar de la mente y del corazón las sombras de la infelicidad que me abaten y me quitan las fuerzas para reaccionar a través de mis propios esfuerzos de la liberación del juzgo severo de las adversidades que ofrecen aquellos que nacieron desprovistos de la suerte y de la fortuna. Sea mi Ángel-guía dándome esperanza en el futuro, atenuando mis dolores, solucionando mis problemas y aliviándome en las situaciones difíciles. En esta ocasión, repite su petición:



Sé que seré atendida, por su inmensa, que me ha dado una petición:



generosidad y prometo recordarme siempre de ti, Santa Anastasia, con todo el respeto, veneración y cariño. ¡Que así sea!



Por fin, deje la vela quemar completamente, hasta que su llama se apague.


Con tecnología de Blogger.