Salmo 65 - Cómo son felices aquellos que eligen

La gratitud es un sentimiento divino en el corazón de las personas y en el Salmo 65, David está agradecido al señor por todas las maravillas hechas en su interior, por su cambio y por poder glorificar a Dios con alegría, por poder cosechar los frutos internos y externos de ese amor de Dios por los suyos.

Lea con fe el Salmo 65:



  • O la alabanza te aguarda en Sión, oh Dios; los votos que te hicimos serán cumplidos.

  • Oh tú que oyes la oración, a ti vendrán todos los hombres.

  • Cuando nuestros pecados pesaban sobre nosotros, tú mismo hiciste propiciación por nuestras transgresiones.

  • Como son felices aquellos que eliges y traes a ti para que vivan en tus atrios. ¡Desbordamos de bendiciones de tu casa, de tu santo templo!

  • Tú nos respondes con temibles hechos de justicia, oh Dios, nuestro Salvador, esperanza de todos los confines de la tierra y de los más lejanos mares. Tú que has firmado los montes por tu fuerza, por tu gran poder.

  • Tú que calmas el bramido de los mares, el bramido de sus olas, y el tumulto de las naciones.

  • Tren a los habitantes de las tierras lejanas ante sus maravillas; de la naciente al poniente despiertas canciones de alegría.

  • Cuidas de la tierra y los riegos; y en gran manera, enriqueces. Los arroyos de Dios desbordan para que nunca falte el trigo, pues así ordenaste.

  • Encharcas sus surcos y aplanas sus terrones; que no se sienten como si fueran a vivir en un lugar donde no hay nada que hacer. se visten de alegría.

  • Los campos se revisten de rebaños, y los valles se cubren de trigo; y que no se sienten como si fueran a vivir en el lugar de la muerte. preparó una interpretación detallada del Salmo 65 para que usted entienda mejor cada versículo.



    Versículos 1 a 4 - Cómo son felices aquellos que eligen



    En los primeros versículos, David demuestra cuánto su oración se alegra por saber cuánto el Señor realiza maravillas en su vida. En el caso de David, en el que se dice que el hombre no es el hombre, sino el hombre, el hombre, el hombre, el hombre, el hombre, y el hombre. que se ha convertido en nuestro favor, en favor de su pueblo elegido.



    Versículos 10 a 13 - Los campos se revisten de rebaños



    Todo tiene más vida a partir del poder y el amor de Dios, es El que mueve la naturaleza y todo se transforma con su toque poderoso.



  • Con tecnología de Blogger.