Salmo 47 - Exaltación a Dios el gran Rey

Este salmo, semejante al salmo 46 es una gran exaltación a Dios, el gran rey, y un acto de adoración al creador, a quien pertenece el cielo y la tierra ya quien debemos entregar diariamente nuestro corazón. El salmo 47 es profético y nos enseña a reconocer a Dios como rey de nuestras vidas.




Las fuertes palabras del salmo 47



Lea con atención el salmo:



  • Bate las palmas, todos los pueblos; aclamad a Dios con voz de júbilo.

  • Porque el Señor Altísimo es tremendo; es grande Rey sobre toda la tierra.

  • Él nos sujetó pueblos y naciones bajo nuestros pies.

  • Escogió para nosotros nuestra herencia, la gloria de Jacob, a quien amó. entre aplausos, el Señor subió al sonido de trompeta.

  • Canta alabanzas a Dios, cantad alabanzas; canta alabanzas a nuestro Rey, canta alabanzas.

  • Pues Dios es el Rey de toda la tierra; canta alabanzas con salmo.

  • Dios reina sobre las naciones; Dios está sentado sobre su santo trono.

  • Los príncipes de los pueblos se reúnen como pueblo del Dios de Abraham, porque a Dios pertenecen los escudos de la tierra; es sumamente exaltado.(Salmos 47: 1-9)



    Haga clic aquí: La magia del salmo: conozca la importancia y los significados de este libro bíblico



    Interpretación del salmo 47


    h32 El equipo WeMystic preparó una descripción detallada de cada trecho del Salmo 47, echa un vistazo a:



    Versículos 1 A 4 - aclamad a Dios con voz de júbilo



    El Salmo 47 pertenece a una trilogía de salmos que se inicia con el 46, son oraciones que reconocen el señorío de Dios como rey de toda la tierra y que demuestran cómo reconocer esa presencia del rey en nuestras vidas. En estos versículos, somos invitados por el salmista a aclamar y celebrar a Dios como Señor Altísimo. Él permanece con nosotros y nos escogió, aclamemos al señor y nuestro Rey que gobierna a todos los pueblos y que nos ama.



    Versículos 5 a 9 - Pues Dios es el Rey de toda la tierra



    los pastores, estamos invitados a cantar alabanzas a Dios, nuestro rey altísimo, a exaltarlo con todo lo que tenemos y somos, pues él es sumamente exaltado, como está bien expresado en el versículo 9.



    p0>
  • Con tecnología de Blogger.