Astrología Védica: Thula, el revolucionario (16/10 a 14/11)

La astrología védica te mostrará otra perspectiva sobre el significado de la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, la astrología védica, el día de su nacimiento. Conocidos también como integrantes del horóscopo indio, los signos védicos se basan en estudios que sobrepasan los 6 mil años de cultura e historia local. ¡Conozca mejor el signo Thula en la astrología védica! En el caso de la astrología védica, la astrología védica de la astrología védica de la astrología védica. Al final, como ya sabemos, dentro del sistema de la astrología védica los planetas se turnan entre los signos, ya que no hay un designado único y específicamente para cada signo.



Por lo tanto, todos aquellos que nacieron entre el 16 de octubre y El 14 de noviembre, estarán tanto bajo el dominio del signo de Thula como del planeta Venus. Sin embargo, esto significa más que sólo un conjunto de características, considerando que la unión de Venus y Thula confiere a quien nace sobre ese signo la misión de traer cambios al mundo.



Diferente de los signos que se caracterizan como líderes en su naturaleza más pura, el Thula no se relaciona exactamente con el liderazgo, aunque esté ocupando posiciones con ese tipo de responsabilidad con cierta frecuencia. La cuestión principal es que el Thula es aquel que tiene en su esencia el don de atraer el cambio.



Si hay algún tipo de revolución que ocurre en alguna parte del mundo o cualquier movimiento que tenga que traer algún cambio importante a la realidad actual, es muy probable que un Thula esté en el liderazgo de ese movimiento. Muchos líderes a lo largo de la historia que formaron parte de movimientos contra la esclavitud, contra cualquier forma de opresión, como la de género, pertenecían al signo de Thula. Sin embargo, el carácter revolucionario, por así decir, de ese signo, no se debe única y exclusivamente a un deseo de cambio de manera cruda - eso es motivado en gran parte por otras características fundamentales del Thula. Las personas de ese signo tienen un sentido de justicia extremadamente fuerte, y simplemente no consiguen quedarse parados con ninguna forma de injusticia y opresión. En la cabeza de un Thula, él sólo debe descansar cuando nadie más en el mundo sufra injustamente - y realmente se esforzará hasta el límite de sus capacidades para que eso sea alcanzado.



El signo Thula es sí un soñador y eso puede realmente acabar obstaculizando un poco su caminata. Él necesita estar siempre atento y tener el cuidado de diferenciar lo que es sólo un fuerte deseo suyo y lo que es realmente posible para aquel momento. En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de vida de la población, se debe tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, contribuir mucho con su modo idealista de pensar. El Thula desea y considera posible vivir en un mundo sin conflictos y sufrimiento; no que él piense que eso sea fácil de alcanzar, pero él considera sí ser una realidad palpable. Este puede ser el punto donde queda más claro el modo de actuar de ese signo. Él es muy solidario y tiene un fuerte sentido humanitario; las causas como la de los Médicos sin Fronteras o la Cruz Roja, por ejemplo, siempre pueden contar con un Thula en su equipo.



Por cierto, el trabajo en equipo es una de las grandes habilidades de todos los que están bajo el signo Thula. Ellos tienen un buen sentido del equipo y no se oponen a escuchar la opinión de otras personas. Este es uno de sus puntos más fuertes y que más contribuyen a su éxito general. A pesar de que al final ellos sigan de acuerdo con su propia voluntad, ellos realmente asimilan lo que otros dicen y reflexionan con seriedad.



Este tipo de comportamiento es uno de los responsables de encaminar a esas personas a los líderes del movimiento que participan. Ellos siempre demuestran una preocupación genuina con la causa en todos sus discursos, siendo muy inspiradores y capaces de cautivar a otros para que lo sigan en su lucha. Aunque acaben en posiciones de mayor reconocimiento, no es eso lo que buscan en su viaje. Para ellos, lo más interesante son posiciones que les permitan ejecutar su trabajo y traer la transformación esperada - sea en la cima de la jerarquía o no.



El signo Thula tiene un gran gusto por la historia de manera general, lo que viene a contribuir a que esté muy bien articulado en cualquier tipo de debate. Él siempre tiene argumentos e información para rebatir comentarios tanto de adversarios cuando de amigos en conversaciones personales. Sin embargo, el signo Thula no tiene el ego elevado, pero tiene una naturaleza gentil y procura siempre tratar muy bien a las personas. Por último, ese es un signo que también tiene una intuición elevada, entonces es muy hábil en captar el momento correcto de decir algo o de callarse.



Con tecnología de Blogger.