Oración poderosa a Santa Edwiges para pagar deudas

oração poderosa a santa edwiges para pagar dívidas Oración poderosa a Santa Edwiges para pagar deudas


Que arroje la primera piedra quien nunca se endeudó al menos una vez en la vida. Al contrario de lo que muchos piensan, las deudas no son las que hacemos después de buenas inversiones o con la compra de un coche, una casa o un viaje. El endeudamiento va mucho más allá de pagar en cuotas, resultando en una impotencia para conseguir saltarlas. Y la oración poderosa de Santa Edwiges podrá ayudarle a verse libre de esta situación que nos perjudica financieramente y, por consecuencia, emocionalmente.



Antes de comenzar con la oración poderosa, vamos a contar un poco sobre la santa milagrosa de los endeudados, a Santa Edwiges.


compre óleo chuva de dinheiro!



Comprar Vela para Santa Edwiges en la Tienda Virtual


Compre la Vela para Santa Edwiges y haga esa oración. Santa Edwiges atender sus pedidos. [Editar] Velas para Santa Edwiges



Santa Edwiges: la protectora de los endeudados



Santa Edwiges, dueña de una fe inquebrantable y humildad indescriptible, nació en 1.174 dC. y se casó a los 12 años con conde Henrique, convirtiéndose en la princesa de Silesia (actualmente Polonia). Con el conde, tuvo seis hijos: Enrique, Conrado, Boleslau, Inés, Sofía y Gertrudes, los cuales educó en la fe cristiana y propagó sus virtudes. Edwiges, aunque noble, era extremadamente humilde y caritativa. Siendo así, siempre que veía el dolor y la miseria entre los pobres, intervía y los ayudaba, pagando las deudas de estos individuos con el dinero del dote de su matrimonio (su marido, igualmente generoso, abrió la dote, dejándolo al disponer de Edwiges). Edwiges jamás ostentó su riqueza, al contrario, influía en su marido, que era príncipe, para que éste hiciera leyes que ayudar a los más necesitados, además de construir escuelas, hospitales, iglesias. Con la muerte del marido y de dos de sus hijos, Santa Edwiges se mudó al convento de Trébnitz, donde pasó el resto de su vida ayudando a los más pobres y los endeudados, donando la mayor parte de sus bienes a los más necesitados y construyendo pequeñas aldeas y conventos para albergar viudas y huérfanos. Murió en 1.243 d. C. y, con diversos milagros comprobados, la Iglesia Católica la declaró santa en 1.267, celebrando su día el 16 de octubre.



Oración poderosa a Santa Edwiges para endeudados



Por su conocida historia de vida, rodeada de milagros y benefacciones a los pobres, Santa Edwiges se convirtió en la protectora de los endeudados. Siendo así, la bendición de la santa es solicitada y la oración poderosa dirigida a ella es milagrosa e infalible para personas que poseen muchas deudas o que enfrentan problemas para conseguir un empleo o salir de la pobreza. La oración poderosa a Santa Edwiges para pagar deudas - versión I

Esta oración poderosa es extremadamente fuerte y, si se realiza con fe, puede ayudarle a pagar sus deudas. Al realizarla, escriba el valor de la deuda y ponga en su rincón de oraciones. En el cielo ahora disfruta del eterno premio de la caridad que en la tierra practicate Suplicando te pido que seáis, pues, en la tierra, y en el cielo, a mi abogada, para que yo obtenga de Dios La ayuda que urgentemente necesito (hacer el pedido) ¡Alcánzase también la suprema gracia, de la salvación eterna, Santa Edwiges, ruega por nosotros, Amén!"Señor, por tu intercesora, la magnánima Santa Edwiges, te agradezco desde el fondo de mi corazón la vida que me ha dado. tengo hasta aquí. Santa Edwiges os pido, con la certeza de que las bendiciones llegarán a mi vida. Amada santa, líbranos de las deudas y de las preocupaciones por las deudas. Libra quien entona esta oración. Libera también a quien lee esta oración.



Libra quien escribe esta oración (escriba tres veces ese párrafo en un papel). Envia tu amor y tu sabiduría santa para que pueda ser un buen administrador sobre todo lo que tengo, sobre todo lo que pueda tener, sobre todo lo que Dios me va a proporcionar. Y para que pueda librarme de las tentaciones terrenas y no más. Te agradezco, santa amada, generosa y poderosa, sabiendo que mi fe no es ante la inmensidad de su corazón amoroso, sino que promete perseverar en Dios padre. En nombre de Jesucristo, hijo de él, nuestro salvador, le ruego. Amén ". ¡Haga su pedido a Santa Edwiges con más fuerza!



Con tecnología de Blogger.