7 trucos de interpretación corporal para una comunicación efectiva

• La correcta interpretación del lenguaje corporal puede ser una herramienta muy importante para diversas situaciones cotidianas o particulares. Cuando se habla en público o participa en una reunión, por ejemplo, saber leer el lenguaje corporal de los presentes en el recinto puede decir si se está saliendo bien o es mejor cambiar su postura. En el estudio de la Universidad de California concluyó que sólo el 7% de toda la comunicación humana procede del habla, las demás, se transmiten a través del cuerpo (55%) y del tono del habla (38%). Por lo tanto, es de gran valor observar si las palabras y la expresión corporal coinciden para una comunicación efectiva.



Palabras y expresión corporal: ¿Indicar lo mismo?




  • 1

    Cruzar piernas y brazos indican resistencia a la información


    Los psicólogos dicen que mantener sus piernas y brazos cruzados es una señal de que está intentando bloquear lo que está delante de alguna manera, pudiendo ese bloqueo ocurrir de forma física, emocional o mental. Esta es una gran señal para analizar, pues ocurre con mucha frecuencia de manera no intencional durante una conversación, por ejemplo, como una forma de su subconsciente expresar físicamente que no está aceptando lo que se está presentando.

  • 2

    Copiar el lenguaje corporal es una señal positiva


    Cuando una conversación o negociación está fluyendo bien es común si observa algunos movimientos reflejados entre los involucrados, como cuando alguien cruza las piernas o se apoya sobre un brazo, notando que la persona a su frente acaba por hacer lo mismo. Esto es una señal positiva para el desarrollo de la conversación, ya que ésta es una reacción natural e inconsciente del cuerpo cuando existe algún vínculo y empatía con otra persona.

  • 3

    Revelando secretos a través de la postura


    La importancia de la postura es observada fácilmente en el reino animal y puede ser notado incluso en sus pequeños seres de estimación. Mantener una postura más erguida, de pie y con los hombros para traer, transmite poder y expansividad; ya en el lado opuesto, mantener una postura curvada y que ocupa menos espacio en el ambiente lo coloca en una situación de sumisión. Este comportamiento es claramente perceptible en situaciones como la entrada de un jefe en la sala de reunión de la empresa; aunque aún no sepan quién es, ya es posible notar por la manera como entra que probablemente tenga cierto poder allí dentro. La mirada de una persona puede decir mucho sobre ella, pero en el caso la cuestión es sobre miradas que transmiten incomodidad. Son dos situaciones que se mezclan en la realidad, la primera comprende algo que se suele oír desde niño, donde las personas que están mintiendo tienen dificultades para mantener contacto visual, tendiendo a desviar la mirada cuando se les pregunta. Tal información es realmente una verdad, pero hay una extensión de esa actitud. Justamente por ser de dominio general, hay personas que intentan mantener un contacto visual forzado, en un intento de ocultar que están mintiendo, pero por eso acaban exagerando en esa actitud y así son agarradas. Un estudio norteamericano dice que las personas mantienen el contacto visual en un promedio de siete a diez segundos, siendo ese contacto más prolongado cuando se está escuchando en lugar de hablar. Más tiempo que esto puede indicar que se está forzando el comportamiento.

  • 5

    La incomodidad en las cejas


    Realmente existen varias emociones y sentimientos que se pueden expresar a través del movimiento facial en conjunto con las cejas, haciendo todo ese movimiento a veces inconsciente. Siendo así, sería incluso un poco difícil levantar las cejas en una conversación relajada donde la actitud no se aplicaría. Por eso, cuando alguien lo hace puede ser que algo no esté bien.

  • 6

    Balanza de la cabeza en señal de aprobación


    Este movimiento puede observarse incluso en comportamientos personales durante momentos de ansiedad, por ejemplo. Si en medio de una conversación notar que la otra persona está balanceando la cabeza de forma excesiva, esto puede ser una forma del cuerpo de señalar que desea su aprobación o que está preocupada que tenga dudas acerca de sus capacidades.

  • 7

    Demostración de estrés en la mandíbula


    Este es otro signo que se puede comprobar en sí mismo, después de todo, cuando se está estresado es común presentar una contracción mayor de la mandíbula, así como hombros y cuello encolado y una frente fruncida. Cuando ese comportamiento se observa en otra persona durante una conversación, puede ser una señal de que ese asunto la deja tensa e incómoda o que no está totalmente enfocada en el asunto, manteniendo la mente ocupada con algo que le preocupa.



Con tecnología de Blogger.