¿Conoces la Meditación Espiritual? ¡Aprende a hacer!

você conhece a meditação espiritual? aprenda a fazer! ¿Conoces la Meditación Espiritual? ¡Aprende a hacer!


La meditación es una práctica que nos permite oír a nosotros mismos y observarnos. Cuando paramos para oír y nos concentramos en ello, logramos alcanzar un nivel de autocontrol que nos permite observar nuestra respiración sin darse cuenta de lo que está en torno, sin embargo, cuando dominamos ese equilibrio de saber que lo que nos rodea es la espiritualidad, también escuchamos la voz de Dios y nos conectamos con Él. Conozca mejor el concepto de la meditación espiritual. Dios está en todas partes, por eso la meditación espiritual es un camino para conectarnos a Él y entender que todo a nuestro alrededor fue creado por Él para nosotros. Es por medio de la acción de Dios que sentimos todo a nuestro alrededor, la naturaleza, el viento, todas las sensaciones que son provocadas por los fenómenos que nos rodean, son causadas por Dios, que es el autor de todo en nuestra vida.

Meditación Espiritual: Cuerpo y mente en sintonía



Cuando hacemos la meditación espiritual, nuestra mente y nuestro cuerpo se ponen en sintonía con Dios y conseguimos escucharnos y escuchar nuestro corazón que desea ardientemente por la acción del señor en nosotros. La meditación espiritual transforma nuestro interior, haciéndonos ver que Dios siempre está allí a nuestro lado, en todos los momentos de nuestra vida.



Al meditar, creamos un eslabón con nuestro ser interior y aprendemos la controla - ella. Controlarse a sí mismo de los impulsos y de las actitudes involuntarias que tenemos a partir de situaciones que se presentan en nuestro camino es algo que conseguiremos por medio de la meditación espiritual, porque mucho más que practicar esa conexión, estamos aprendiendo a lidiar con todo teniendo la ayuda que viene de Dios.



Haga clic aquí: Descubra cuáles son los beneficios de la Meditación



Meditación espiritual en el combate a las enfermedades espirituales



Muchas de estas enfermedades que conocemos que son causadas por el emocional fragilizado también pueden ser identificadas como una falta de atención con nuestro corazón, la falta de atención consigo mismo. Nuestro emocional es muy frágil, al mismo tiempo que es muy fuerte y sólo sabremos cuánto de fuerza podemos tener a partir del momento que conocemos a nosotros mismos. La meditación espiritual nos ayuda a entender que estos problemas no son mayores que nuestra fe y nuestro amor por Dios y por la acción del Espíritu Santo. Al meditar, sea con un evangelio, o con un salmo, percibimos la presencia de Dios en las sagradas escrituras y vemos cuánto él piensa en cada uno de nosotros, no nos abandona y nos da exactamente lo que podemos y somos capaces de vivir. La meditación será un gran aliado en el combate a esas enfermedades que hieren lo emocional, siempre combinando con sesiones médicas aplicadas por profesionales.



La cuestión es: debemos parar y observar nuestro corazón a partir de un momento de intimidad con Dios. Meditar en Dios es crear intimidad, es reservarse y elegir estar solo con Él. Es compartir de sí mismo sin necesidad de hablar nada, es pensar sólo en el bien y en la gracia que es ser un hijo amado y por ser feliz sabiendo que todo quedará bien al lado de Dios y por medio de la espiritualidad.



Con tecnología de Blogger.