Gatos y espiritualidad - Los poderes espirituales de nuestros felinos

gatos e espiritualidade – os poderes espirituais dos nossos felinos Gatos y espiritualidad - Los poderes espirituales de nuestros felinos


¿Te gustan los gatos? Más que un animal doméstico, el gato es un médium y dios para llamar el suyo. La relación entre gatos y espiritualidad es milenaria, entienda un poco más sobre el comportamiento, los poderes y la curación que los gatitos son capaces de traernos.



La energía de los gatos - espiritualidad nata y bien desarrollada



Todas las informaciones contenidas en este artículo fueron traducidas e interpretadas del libro The Mythology of Cats (La Mitología de los Gatos) de Gerald & Loretta Hausman. De acuerdo con los autores, no todo el mundo se da bien con los gatos porque ellos son capaces de venir por dentro. Los gatos vienen más allá de las apariencias, ellos ven a través de nuestros ojos cualquier miedo o impulso secreto de agresión, y por eso muchas veces se defienden o se alejan de nuestros afagos. Lo contrario también es cierto: cuando un gato te ofrece una manifestación de cariño, ella es puramente verdadera. Es un gesto de confianza inquebrantable, de quien te ve, te acepta y te admira, y por eso te honra con un abrazo, un cariño, un roce entre las piernas, una subida en el cuello o tratando de llamar su atención. En fin, los gatos les gusta a los que les gustan, él no va a tratar de cautivarle si usted no tiene ojos de afecto para él, ni se guarda en sí algún impulso que ellos consideren repulsivo.



gatos e espiritualidade



Las lecciones que los gatos nos enseñan



Autoestima y autosuficiencia. La lección más obvia que todos los gatos son capaces de enseñarnos es la de autosuficiencia. Son animales independientes, que (normalmente) no se molestan si usted no hizo una fiesta para él cuando llegó a casa o viajó por algunos días, el mundo de los gatos gira alrededor de él, no alrededor de su dueño. Ellos se aman, son elegantes y dan a los humanos una lección de autoestima.



Cuidado del cuerpo. Los cuidados con su cuerpo físico y espiritual también es una gran lección. Un gato no hace sus necesidades en medio de la sala y abandona, él sabe que aquello es un rechazo y lo hace en su cajita (y aún cubierta con la arena) o en un lugar escondido. Él se limpia todos los días, insistentemente, dando una lección de higiene. ¿Ha notado que un gato siempre se estira y se estira por completo después de despertar o antes de partir para saltos y carreras? Se alargan de una manera particular, única y eficaz, como si fuera un masaje completo en su cuerpo entero, cuidando de sus hábiles piernas y patas. Y él prioriza el descanso. A nuestros ojos puede parecer perezoso, pero para los felinos la reposición de energía es tan importante como alimentarse o respirar. Ellos respetan el límite del propio cuerpo, dándole el descanso que tanto pide y necesita.



Silencio. ¿Has notado que los gatos no les gusta el ruido? Esto tiene mucho que ver con la espiritualidad del gato. Según los autores, los gatos son monjes silenciosos, que pasan buena parte de su día meditando, oyendo su propio cuerpo. Cuando llamamos una canción alta o recibimos visitas ruidosas en casa, los gatos pronto huyen y se preservan de aquella alboroto que entorpece sus pensamientos.



Florales para gatos: esencias para la salud y el bienestar



El poder curativo de los gatos



Este extracto del libro resume el poder curativo de los gatos: "El gato es un animal que tiene mucho cuarzo en la glándula pineal, es, por lo tanto, un transmutador de energía y un animal útil para cura, pues capta la mala energía del ambiente y transforma en energía buena. Por lo tanto, los gatos son capaces de absorber la energía negativa presente en el lugar, en el ambiente o en las personas, y es por eso que reposan tanto - para descargar esa energía. Al mismo tiempo, logran transmitir, a través de su glándula pineal, energías positivas que adquiere en sus estados meditativos. Es fácil percibir esa espiritualidad en los gatos: si ellos insistentemente intentan acostarse en alguna parte de nuestro cuerpo, significa que esa parte necesita atención, pues tiene problemas o puede llegar a enfermar. Si él escoge siempre un rincón de la casa para acostarse, queda allí por un tiempo y luego sale, es porque aquel lugar se queda con una energía parada, estancada y él va para allá para transformarla o ponerla en movimiento, cuando termina, parte para sus actividades cotidianas (o para una siesta, para descargar). Por eso, los gatos son nuestros protectores, protegen nuestra casa y nuestro cuerpo de energías negativas. Y aún hay quienes los llaman egoístas. El libro habla de un artículo publicado en la revista Scientific American que afirma sobre el poder de curación del ronrone de los gatos. Según los expertos, el ronrone de los gusanos tiene un patrón estable de frecuencia entre 25 y 150 hertzios, que se realiza con movimientos intermitentes de la laringe y del diafragma. Al ronronear, los gatos realizan la autocuración, pues mejoran su densidad ósea, promueven la curación de sus células, estimula los músculos y los huesos gastando poquísima energía. Es común que la gente diga que se ronronean cuando están felices, pero en realidad, ronronean como una forma de autocuración y también para comunicarse.



Perro? Gato? ¿O un animal exótico? En los antiguos Egipto, los gatos eran considerados animales sagrados. En los antiguos Egipto, los gatos eran considerados animales sagrados. Ellos representaban a la Diosa Bastet, símbolo de la luz, de la energía y del calor. Es común ver imágenes de esta diosa en un cuerpo de mujer y cabeza del gato, con muchas joyas y piedras preciosas, demostrando la nobleza de esta diosa. Ella simbolizaba también la lucha, la fertilización de la tierra, la curación de los hombres y la conducción de las almas de los muertos, por lo que era común encontrar estatuillas de esas diosas en los lechos de muerte. Actualmente, no tenemos en el mundo occidental la creencia de que los gatos son dioses. Pero que ellos poseen una espiritualidad nata y bien desarrollada, ya hay evidencias suficientes, con sus poderes de sanación ellos pueden ser considerados como nuestros terapeutas holísticos. Son animales majestuosos y poderosos, suerte de aquellos que tienen un gato para amar y para llamarlo.



Con tecnología de Blogger.