Perispíritu: energía desde el vientre

perispírito: energia desde o ventre Perispíritu: energía desde el vientre


Luego de cara, esta palabra puede asustarnos: periespíritu. ¿Qué es esto? Bueno, la definición es simple y, a veces, poética. Es aquella energía que nos cubre desde el momento en que fuimos generados. Esta capa energética, que protege todo nuestro cuerpo, se forma desde el vientre, donde nuestra madre nos alimentaba con amor, aire y armonía.



Si este no fue el caso, podemos desarrollar un periespíritu con rupturas y amargura. En este caso, una vida en busca de energías positivas es necesaria.

Perispíritu: su misterio



Como la capa energética que recubre nuestra piel, el periespíritu nutre fuertes conexiones con nuestra mente y con la formación de nuestra personalidad. El conjunto de nuestras energías, resguardadas en la superficie del periespíritu, pueden influir en la manera con la que sonríen, demostramos emociones, tocamos a las otras personas, etc.



En algunos casos raros, ciertas personas pueden sentirse mágicamente atraídas por otra sin entender muy bien la razón. Sólo una mirada, un saludo de mano o un toque descuidado puede reactivar en ambos un lazo muy fuerte. Aunque sea el primer encuentro, la primera vez que ambas se ve, la sensación es que ya se conocen desde hace mucho tiempo. Y, como el periespíritu también resguarda el alma, llamamos el resultado de algunos de estos encuentros de "alma gemela".



Haga clic aquí: Cómo hacer el ritual de renovación energética



Perispíritu: mutaciones por la vida



A lo largo de nuestra vida, el periespíritu cambia constantemente. Cuando pasamos por un proceso de duelo, esta capa puede tornarse más frágil y fina, dejando ser revelado con más facilidad nuestro interior. Así, en estos momentos, ocurren muchos desahogos para que todo el dolor causado por la muerte pueda salir de nuestro cuerpo.



Por otro lado, principalmente con energías positivas, el periespíritu puede funcionar como un gran imán. Dependiendo de nuestra ansiedad, de nuestro humor, de nuestras relaciones, el periespíritu puede encontrarse en tal positividad que la atracción con las buenas cosas suceden muy fácilmente.



A veces, estamos enfermos, con mucho dolor de cabeza. Pero, la relación que usted nutre con su marido o novio es tan fuerte que, por el simple toque de piel, el periespíritu envía un mensaje al cerebro que rápidamente se calma y se queda en reposo. En el famoso "cuello de madre", en un beso que cura heridas, dormir de concha, etc.



Con tecnología de Blogger.