Sal del Himalaya: beneficios y cómo utilizar

La sal del Himalaya hoy está muy de moda en las mejores y más exitosas dietas del mundo. Se extrae de las montañas del Himalaya, donde la concentración de minerales es tan rica que su coloración suele ser rosa. Esta sal es considerada uno de los más puros del mundo y hoy se utiliza sumamente en diversos platos y estilos de vida.



Hoy veremos sus principales beneficios y cómo podemos usarlo en nuestro día a día para un consumo consciente y armónico con nuestro cuerpo y nuestras necesidades.


>




>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> son variados. A continuación se enumeran los principales:




  • Previne los calambres que tenemos por un mínimo esfuerzo físico.

  • Optimiza el metabolismo, eliminando las prisiones de vientre.

  • Deja el cuerpo más hidratado, no permitiendo la salida de mucha agua.

  • Equilibra nuestros electrólitos naturales.

  • Ayuda al organismo a conservar más nutrientes y vitaminas.

  • regula nuestra presión arterial, sobre todo para las personas diabéticas.

  • Promueve una circulación sanguínea de calidad, dejando la sangre más fluida.

  • Quitar toxinas innecesarias que se sienten [/ li>
  • Disminuye considerablemente el reflujo ácido que proviene de nuestro estómago.

  • Equilibra nuestro pH natural.



Haga clic aquí: Sal del Himalaya: la luminaria de sal



Sal del Himalaya: usando el día a día



En nuestra rutina, esta maravillosa sal rosa puede formar parte de nuestra alimentación y salud de diversas formas. La primera de ellas es su uso en las comidas. Las ensaladas templadas con sólo una pitadita de sal del Himalaya se vuelven mucho más sabrosas, nutritivas y saludables. La sal del Himalaya también se utiliza en los baños, a veces mezclándose con los alimentos, la sal del Himalaya, se utiliza en los baños, a veces mezclándose con los alimentos, la sal del Himalaya mejoran considerablemente nuestra alimentación diaria y la circulación de la sangre, por lo tanto.



> para el baño, mezcle medio litro de agua hirviendo con 1 taza de la sal del Himalaya. Si lo desea, añada hojas de arruda o albahaca. Deje de reposo por 1 hora y luego, cuando esté a una temperatura ambiente, vierta sobre el cuerpo después del baño. La piel, la absorción de nutrientes y su protección serán optimizadas de manera singular!



Con tecnología de Blogger.