Baño Quebra Demanda: todo lo que necesita para hacer su

En nuestra actual sociedad, el capitalismo y la búsqueda incesante por el éxito hace que la envidia se fructifique y se siembra de forma completamente descontrolada. Así, muchas hechicerías y trabajos de mal de ojo están hechos para atacar. Muchos síntomas pueden ser comunes para descubrir este ojo gordo, entre ellos tenemos el dolor en la nuca y la espalda, picazón en la espalda y la voluntad de vomitar durante mucho tiempo. Para acabar con todo esto, tenemos el baño quiebra la demanda para destruir todas estas obras de azar y envidia. Este baño quiebra demanda debe ser hecho en el ambiente familiar, cuando la casa no está con nadie más, sólo usted.



Baño rompe la demanda con hierbas



El baño de descarga para la quiebra de la demanda se hace con al menos tres tipos de hierbas diferentes, para mantener un espíritu natural contra los males de la vida moderna. Algunas de estas hierbas pueden ser sustituidas por otras, sin embargo, lo único que no se puede cambiar es la sal gruesa que acompaña todos los baños de descarga. Las hierbas son las escogidas pues, con el poder de la naturaleza, consiguen absorber con una naturalidad inmensa todo el mal que queda parado en nuestro cuerpo, debido a estos trabajos de mal gusto.



Haga clic aquí: Baños de descarga de la Umbanda para cada día de la semana



baño de quiebra demanda: cómo hacer su paso a paso



Para realizar este ritual maravilloso de rotura La demanda, usted necesitará:



- 1 litro de agua hirviendo



- 10 hojas de laurel



- 5 hojas de boldo



- 7 hojas de aloe



- 3 cucharas de sal gruesa



- 1 pacotinho defumador rompe la demanda



En primer lugar, elija una noche tranquila para realizar el baño de descarga, de preferencia los fines de semana. El primer paso es quemar las hierbas de ahumado que rompe la demanda en un plato. Después, mezcle todos los demás ingredientes y deje por reposo durante 1 hora. Después de este tiempo vaya a tomar un baño regular. Después del baño, tire este líquido del cuello hacia abajo, dejando secar naturalmente después.



Cuando salga del baño, no coloque ninguna ropa. Vaya a la habitación, se siente en la cama y diga la siguiente oración protectora en versos del descargo:



"Madrecita Diná, Diná, Diná!



Arranca de mí todo este mal, arranca con fuerza!



De esta mal no merezco nada, arranca, arranca!



Que toda esta hierba me rinda pura para ti, para la vida.



¡Amén, sana y ojalá! ".



Con tecnología de Blogger.