Oración Poderosa por la curación de la tristeza

oração poderosa pela cura da tristeza Oración Poderosa por la curación de la tristeza


Sabemos que Dios, nuestro padre y creador, quiere vernos alegres. Siempre buscamos un camino para encontrar la alegría en nuestra vida, pero muchas veces la tristeza empieza a acompañarnos y es difícil desprendernos de ella. Sea cual sea el motivo por el que su corazón se quede triste, recuerde que la tristeza es pasajera y usted puede encontrar la verdadera felicidad teniendo a Dios cerca de sí, a través de la oración. La siguiente es una oración poderosa por la curación de la tristeza.


faça aqui o seu pedido de oração

Oración poderosa para curar un corazón triste



Reza esa oración siempre que tu corazón esté triste, flaque, sentirse desamparado y querer el consuelo de nuestro señor Jesús. Reza con mucha fe y él oye tus oraciones.



"Señor Jesús, tú conoces mi tristeza, esa tristeza que invade mi corazón, y sabes el origen de ella. Hoy te presento a ti y te pido, Señor, que me ayudas, pues ya no puedo continuar así. Sé que tú me invitas a vivir en paz, con serenidad y alegría, incluso en medio de las dificultades cotidianas. Por eso, te pido que coloques tus manos en las heridas de mi corazón, que me hacen ser tan sensible a los problemas, y me liberan de la tendencia a la tristeza ya la melancolía, que se apoderan de mí. Hoy te pido que tu gracia restaure mi historia, para que yo no viva esclavizado por el recuerdo amarga de los sucesos dolorosos del pasado.



Como ya pasaron, no existen más, te entrego todo lo que pasé sufrí. Quiero perdonarme y perdonar, para que tu alegría comience a fluir en mí. Yo te entrego las tristezas unidas a las preocupaciones ya los temores del mañana. Este mañana tampoco llegó y, por eso, sólo existe en mi imaginación. Debo vivir solamente el hoy, y aprender a caminar en tu alegría en el momento presente.



Aumenta mi confianza en ti, para que mi alma crezca en júbilo. Tú eres Dios y Señor de la historia y de la vida, de nuestras vidas. Por eso, toma mi existencia y la de las personas a quienes amo, con todos nuestros sufrimientos, con todas nuestras necesidades, y que, con la ayuda de tu poderoso amor, crezca en nosotros la virtud de la alegría. Amén."El Papa Benedicto XVI habla constantemente en sus discursos sobre la alegría:" El corazón, en el amor, en el amor, del hombre desea la alegría. Todos deseamos la alegría, cada familia, cada pueblo aspira a la felicidad. Pero ¿cuál es la alegría que el cristiano está llamado a vivir ya testificar? Es la que viene de la cercanía de Dios, de su presencia en nuestra vida. Desde que Jesús entró en la historia, la humanidad recibió el Reino de Dios, como un terreno que recibe la semilla, promesa de la cosecha futura. ¡No hay que seguir buscando en otra parte! ¡Jesús vino a traer la alegría para todos y para siempre! ". Por lo tanto, siempre que estamos tristes, debemos orar.



San Santiago dijo: "¿Alguien entre vosotros está triste? ¡Reza! "(Santiago 5, 13). Según esta lectura, la tristeza es un instrumento del demonio para hacernos caer en tentación y pecar, y podemos combatir ese sentimiento acercándonos a Dios y sus enseñanzas.



¡Descubra su orientación espiritual! ¡Encuentre!


Con tecnología de Blogger.